Tu navegador no soporta JavaScript, por lo que algunos efectos del portal se pueden ver afectados. Protégete y disfruta del sol

Protégete y disfruta del sol

Llega el verano, la época del año en la que más horas pasamos expuestos al sol. ¿Por qué deberíamos proteger nuestra piel? ¡Sigue leyendo! 

La piel tiene memoria y las horas de radiación acumuladas provocan envejecimiento prematuro, sobre todo en las zonas más expuestas del cuerpo como el rostro, el cuello y las manos. Incluso, a la larga, podríamos desarrollar un melanoma, un cáncer de piel. 

¿Cómo escoger nuestro fotoprotector?

Primero, debemos saber qué fototipo de piel tenemos: I, II, III, IV, V o VI.

  1. Piel muy clara, ojos azules, pecas, casi albinos.
  2. Piel clara, ojos azules o claros, cabello rubio o pelirrojo.
  3. Piel blanca (caucasiana), ojos y cabello castaño.
  4. Piel mediterránea, ojos y cabello oscuros.
  5. Piel morena tipo india, sud-americana, indostánica, gitana.
  6. Piel negra.

Depende del fototipo que tengamos, nuestra piel reacciona de una manera u otra a la exposición solar. Por ejemplo: una persona con un fototipo I se pone roja rápidamente y se descama sin casi pigmentarse, y una de fototipo IV se enrojece solo ligeramente y se pigmenta con facilidad.

  

Una vez sepamos el fototipo de nuestra piel, tenemos que calcular cuánto tiempo podemos pasar al sol aplicándonos un solar con un FPS (Factor de Protección Solar) concreto sin quemarnos. Por ejemplo, si una persona puede exponerse al sol 10 minutos sin quemarse ni ponerse roja, un FPS 15 la protegerá unos 150 minutos (10x15), aproximadamente.

CONSEJO: Fíjate bien en las etiquetas de los envases y adquiere protectores en cuya etiqueta se verifique que son de “amplio espectro”, es decir, que filtran tanto los rayos UVA como los UVB.

 

A tener en cuenta

-       Aplícate el fotoprotector abundantemente 30 minutos antes de tomar el sol con la piel limpia y seca.

-       Repite la aplicación tantas veces como sea necesario. ¡No escatimes!

-       Utilizar tu solar incluso cuando esté nublado, ya que también hay riesgo de quemaduras.

-       No te pongas maquillaje ni perfumes porque pueden contener ingredientes fotosensibilizantes y dejarte manchas.

-       Comprueba la fecha de caducidad del solar. Normalmente, suelen durar unos 12 meses desde que se abren, así que mejor tira el del año pasado y compra uno nuevo.

-       Al finalizar el día, después de darte una ducha tibia, aplícate un producto para después del sol. Así, hidratas la piel, la calmas y la preparas para otro día de sol.

 

Y recuerda…

 

¡No juegues con la salud de tu piel! 

 

Newsletter

Redes sociales


Datos BdeBeauty

  • Productos: 3542
  • Visitas a productos: 1158265
  • Perfumerias: 1323
  • Valoraciones: 1104